Jubrique-Genalguacil  Venta de San Juan

Salimos 15 personas camino de Jubrique en tres vehículos, aparcamos a la entrada del pueblo, aunque no estaba previsto se hizo una parada para tomar algo e ir al cuarto de baño.

Sobre las nueve y media y con un poco de fresco iniciamos la ruta camino de Genalguacil por el camino que unía ambos pueblos, el cruce del Arroyo Hondo se hizo sin problema.

 

En Genaguacil tuvimos tiempo de hacernos alguna foto, salimos del pueblo siguiendo un tramo pequeño de carretera hasta el inicio de la Cuesta de las Viñas en la bajada nos cruzamos con un grupo de personas de Estepona que habían hecho un alto en el camino y más abajo con dos compañeros del club que estaban de inspección, aunque la bajada se hizo un poco larga hasta el Prado de la Escribana, pero mereció la pena la parada para reponer fuerzas en la zona recreativa con el río al lado.

 

Seguimos ría arriba atravesando un hermosa zona de chopos, gracias a las pasarelas podemos disfrutar de una bellas vistas del río, llegados a la venta San Juan nos reagrupamos, el camino cruza un par de veces la carretera pasando por una candela el camino, ahora vereda, se suaviza un poco pero no dejamos de subir hasta cruza el Arroyo de Benamajuz que empezamos a descender buscando de nuevo el río. Paramos a comer en el Molino de Piña, lugar encantador, muy sombrío y con bastante humedad, tanta que a pesar de la hora del día que era, se veía caer las gotas de rocío depositadas en las hojas.
Después del almuerzo, llegó lo más interesante. Teníamos que cruzar el río, nos tuvimos que quitar botas y calcetines, remangarnos los pantalones y cruzar ligeritos, el agua estaba fresquita. Ya del otro lado del río nos esperaban hermosas cuestas para entrar en calor, llegados al carril todo se hizo más fácil, pudimos admirar de nuevo el valle y seguir el camino hasta Jubrique, llegamos un poco después de la cinco y media, un poco más de 8 horas de ruta, sin contar las paradas.

 

Parada para tomar café con tarta, cerveza con tapa de ensaladilla y de camino a los coches saludamos a dos compañeros del club que estaban aquí pasando el fin de semana