CRÓNICA DE LA RUTA CARTAJIMA-PUJERRA-JÚZCAR-CARTAJIMA

Volvemos a insistir, repitiendo ruta en el Valle del Genal ahora con la variante de recorrer esta vez los hermosos pueblos de Cartajima, Pujerra, Juzcar y de regreso nuevamente a Cartajima siendo un recorrido circular de unos 15 km aproximadamente y un desnivel de 900 m.
Así que previo desayuno en el Navasillo nos dirigimos a Cartajima donde iniciamos nuestra ruta por el camino Helechar, que va recorriendo toda la loma entre alcornoques y castaños teniendo frente a nosotros a Pujerra coronado por buen manchón de castaños en su punto de ocres y amarillos. Después de llanear se desciende hasta llegar al río Genal, tras cruzar el puente de obra continuamos por una fuerte subida en una vereda muy frondosa y húmeda un tanto salvaje entre matagallos, abulagas, Encinas, quejigos y algún solitario madroño todavía cargadito de frutos llegamos así al mirador de la cruz en Pujerra disfrutando de las vistas panorámicas que nos ofrecía de los riscos de Cartajima y del cancho de la Almola. Tras tomar algo de fruta y muchas fotillos, cogimos camino dirección Juzcar entre castaños de gran porte con su manto de hojas marrones a sus pies; bajamos al arroyo de la Hiedra cruzándolo para continuar con otra subida a media ladera con pequeñas subidas y bajadas, señalizada a veces en las bifurcaciones, aunque realmente se necesita llevar GPS con el “trac” por aquello de los despistes. Dirigiéndonos en busca de nuevo del río Genal. Caminando en paralelo a Él, pudiendo observar a lo lejos un grupo de jóvenes realizando barranquismo, también comentar que desde la vereda se observan las ruinas de la antigua Real Fábrica de Hojalata restaurada parcialmente con materiales de la época, manteniendo su encanto antiguo. Con las características de las edificios industriales de principios del siglo XVIII ahora adaptado como bodega de vinos.
Una vez en el río Genal hay que cruzarlo por unas piedras que suelen estar cubiertas por el agua que en años anteriores hubo que descalzarse para cruzarlo pero en esta ocasión no fue necesario realmente está bajo el nivel del agua. Continuamos, por la vereda para ascender paralela al Arroyo Riachuelo, convirtiéndose en un amplio camino poco antes de llegar a Júzcar, Atravesando el pueblo para tomar una calle muy empinada llegamos al gimnasio del pueblo Pitufo en donde almorzamos nuestras respectivas viandas para continuar nuevamente por una fuerte subida hasta la carretera por donde caminamos unos 200 metro para después cruzarla del lado derecho y coger un camino lleno de hojas entre castaños nuevamente en amplio carril que baja buscando el Arroyo Blanco para después de atravesarlo continuar hacia Cartajima por otra gran pendiente, siempre disfrutando de la gran variedad de tonalidades otoñales que ofrece el valle del Genal.
Una vez concluida la ruta degustamos el cafelito nuevamente en la Venta del Navasillo para despejarse y regresar a casa.

ruta-cartajima-pujerra-juzcar-cartajima