Espeleo

Cueva del Gran Duque

 

La tarde del 03 de mayo de 2017

Un miércoles por la tarde, como va siendo costumbre, unos cuantos de GRUME y amigos espeleólogos de Málaga del GMM (Paco y Marco), fuimos a introducirnos en la cueva del Gran Duque, de la mano de Manolo Mesa, uno de los fundadores del club de espeleología de Estepona.

La Sierra de la Utrera es un torcal de pequeñas dimensiones pero que alberga en él infinidad de cuevas que han sido formadas por la acción del agua, al igual que las formas espectaculares de las rocas de este macizo kárstico.

La cueva del Gran Duque, consta de dos entradas, nos dividimos en dos grupos. Un primer grupo, fue a la entrada principal bajaron por una pendiente de 7 metros de recorridos y unos 60 cm de ancho, y tras introducirse por una gatera de unos 30 cm de altura, le permitieron llegar a una gran sala única de unos 14 m de ancho por 50 m de largo, con suelo arcilloso. En ella nos quedamos maravillados de las formaciones geológicas que encontramos, como estalactitas, estalagmitas, columnas.

Los demás, fuimos por la otra entrada, donde Manolo nos instalo un pasa mano por el en un tubo a presión descendiente, y haciendo un fraccionamiento que termina en una cornisa situada en el centro del techo del gran salón, a unos 10 m del suelo, totalmente extraplomado, donde descendimos a la gran sala.

Gracias a todos los participantes por ser tan pacientes y con esas ganas de pasarlo bien. Y sobre todo a Manolo Mesa, que ha realizado las gestiones oportunas y ha equipado la cueva, para que todo saliera simplemente maravilloso

Esta actividad tiene una duración de 4 horas en las que nuestro guía y espeleólogo profesional ofrecerá una interpretación sobre todos los elementos geológicos o de poblamiento prehistórico que se observen.


Crónica sima de los Murciélagos o de la Curra

 

El pasado sábado día 9 de abril de 2016, estuvimos explorando esta cavidad. Una pequeña sima de no más de 50 metros de profundidad. Y unos 200 metros aproximadamente de desarrollo. Aunque la cavidad ya ha sido explorada y es conocida desde los años 60. Pasamos un rato agradable, de la mano de nuestro amigo Chelu, que gentilmente nos mostró los misterios de la cueva.

La cavidad se encuentra instalada en parabolt y spit. Para descender sus dos pozos el primero de 14 m. Y el segundo de 6 m. Ambos con pasamanos, para la entrada de la vertical.

Gracias a Chelu, pudimos llegar, ya que no es fácil encontrar la cavidad, procedió a su instalación, para hacer los dos pozos, el primero de 14 m el segundo de 6 m. Veníamos de hacer un barranco seco, así que el día fue completo.

La cueva presenta una colonia de murciélagos y una variedad de espeleotemas.