Historia

El Club  de Montaña Estepona  (GRUME)  inicia su andadura en el año 1986. Lo constituyen un grupo de montañeros locales que se federan e introducen el nombre de Estepona en este campo deportivo. Son atletas con buena preparación física y cuya actividad se considera en montañismo de  alta dificultad. Algunos de sus miembros ascienden al Aconcagua, los Alpes, Cho-Yu y otros picos.

Pasados unos años, el número de socios se ve reducido por diferentes causas, aunque el club sigue vivo por la tenacidad de algunos; sobre todo, de Jorge Aguilar Janeiro, actual presidente, y de Fernando Guerra, vocal de Alpinismo. Este último es quien introduce en el club la variante deportiva de escalada, que en la actualidad practica un importante número de socios.

En esta situación latente, y con una actividad reducida a lo que podríamos denominar alta montaña, llega el club a nuestros días.

En el año 2005 la afición en Estepona por el senderismo ha crecido muchísimo; entre otras razones, por la promoción que la Delegación de Deportes del Ayuntamiento ha desplegado con sus programas anuales sobre esta actividad. Es la causa de que varios grupos de aficionados al disfrute de la naturaleza acuerden integrarse en el club ya existente para inyectarle nuevas ideas y ampliar el abanico de actividades, como son el senderismo de baja, media y media-alta dificultad, ideal para personas de todas las edades. Todo ello, sin menospreciar los objetivos mantenidos por el club hasta ese momento. Se hace posible así que cada socio escoja las pruebas más acordes con su afición y su preparación física.

Presente del club

En la actualidad el club cuenta con un número de socios cercano al centenar, cifra que espera superar.

Todos los socios tienen en común el amor y el respeto por la naturaleza, y sólo se diferencian por el tipo de actividad que practican: senderismo, alpinismo, escalada, Vías ferratas, Barranquismo, Todas ellas, recogidas en nuestro club.

Para participar en los eventos deportivos del club es necesario estar dado de alta en la Federación Andaluza de Montañismo, lo que conlleva un seguro de accidente y el permiso para poder pasear por ciertos parajes y parques naturales protegidos por la ley.

No olvidamos tampoco la relación deporte-salud. Todos sabemos que andar es indispensable para mantener la salud, y mejor aún, si lo hacemos por montaña.

También hemos establecido contactos con otros ayuntamientos y clubes de Andalucía para mantener el intercambio de actividades, de tal forma que ellos vengan a conocer nuestros parajes y gente de nuestro club pueda conocer lugares de la localidad recíproca.

Para finalizar, pretendemos que algunos miembros del club puedan realizar ascensos emblemáticos a nivel mundial, que llevarían el nombre de Estepona a las más altas cumbres.